Sin título-3

Dani Caverzaschi y un hashtag por la accesibilidad: #SonNuestrasPiernas

El pasado mes de abril, nuestro tenista paralímpico Dani Caverzaschi sufrió otro lamentable incidente en el aeropuerto de Tel Aviv. El madrileño, lejos de rendirse dentro y fuera de las pistas, y cansado de que la rotura de sus sillas y otros hechos desafortunados se estén convirtiendo en algo recurrente en su vida, quiere conseguir que volar no sea una complicación para personas con discapacidad.

Comercios, escuelas, instituciones, museos y pequeños negocios han ido adaptando sus instalaciones para conseguir que sus servicios sean accesibles a toda la población. Pero, en pleno siglo XXI, ¿qué pasa con las compañías aéreas y los aeropuertos de medio mundo? Aún no existe un reglamento internacional que vele por los derechos básicos de movilidad de los pasajeros con discapacidad, y es por esto que Dani Caverzaschi lleva meses con una meta bien clara: sensibilizar al sector de la aviación de esta situación con la ayuda del hashtag #SonNuestrasPiernas.

Sin título-2

¿Cuál es el objetivo que te has marcado para garantizar la accesibilidad de todo el mundo a la hora de viajar en avión?

[Dani] El objetivo es conseguir un protocolo internacional común a todos los aeropuertos y a todas las aerolíneas para que todos los reglamentos sean iguales. Lo primero que propongo es que cada aerolínea tenga una plaza adaptada al igual que ocurre en otros transportes (tren, autobús…), para que todas las personas con discapacidad física tengamos un asiento regulable en los aviones que se pueda desmontar, en caso de necesidad, o dejar tal cual, si no hay un discapacitado a bordo. Sé que esta opción requiere una inversión y que es muy importante mejorar las barreras arquitectónicas, pero lo más importante es que haya un cambio en la actitud de la gente para intentar mejorar la vida a las personas con discapacidad. Esta sería una solución fantástica, pero hay otros puntos clave que se pueden hacer sin necesidad de realizar una gran inversión.

¿Y cuáles serían esos otros aspectos que debería incluir este protocolo?

[Dani] No hay un reglamento internacional que te asegure que vas a tener tu silla en la puerta del avión una vez que aterrizas. A veces, incluso, se la llevan con el equipaje, y esto no puede suceder ya que son nuestras piernas. De ahí el hashtag #SonNuestrasPiernas. No puede ser que en una conexión no te puedas mover y dependas de alguien que a lo mejor no habla inglés y con el que no te puedes comunicar. También tiene que haber más regulación para prevenir que te rompan la silla de ruedas. Ya es muy fuerte que te rompan una maleta o que te la pierdan, pero que te rompan o te pierdan una silla de ruedas te puede dejar hasta 2 o 3 meses paralizado. Hay problemas también en la asistencia y veo que hay falta de interés en crear sistemas de funcionamiento. Hay complicaciones para facturar una silla de ruedas extra, cuando el reglamento europeo dice que una persona puede viajar con dos sillas gratis. Hay dificultades a la hora de reservar la asistencia cuando compras el billete en las páginas web de las compañías. ¡No puede ser que cada viaje sea una odisea!

Horas perdidas en esperas interminables, sillas de ruedas extraviadas o rotas… ¿Has tenido algún otro incidente de este tipo por el que se haya resentido tu carrera deportiva?

[Dani] He vivido de todo. Un día estaba en una conexión en Estambul, para ir a la Copa del Mundo, y mi silla de calle se la llevaron con el equipaje, cuando debería haber estado en la puerta del avión. Entonces un asistente (bastante maleducado y que no hablaba nada de inglés) me trajo una silla de hospital que no puedes empujar tú solo. Yo tenía 3 horas de conexión y, además, estaba sin la prótesis, por lo que no podía caminar. Esta persona me llevó con otro grupo de discapacitados y nos condujo hacia la salida después de estar una hora esperando. Cuando le dije que tenía una conexión mostrándole la tarjeta de embarque, no me hizo ni caso; sentí una impotencia terrible y mucha frustración, ya que ha sido la vez que me han hecho sentir más discapacitado e, incluso, inútil. Al final, acabé perdiendo la conexión. Fue un incidente muy desagradable: yo sin mi silla de ruedas y dependiendo de una persona que pasaba de mí y ni hacía por entenderme.

¿Qué apoyos tienes para conseguir tu objetivo?

[Dani] Desde mi posición como deportista paralímpico creo que tengo bastantes apoyos de periodistas, de distintos medios, de personas del mundo paralímpico y también de personas reconocidas del mundo de la discapacidad. Creo que todos están de acuerdo y que, junto con el hashtag #SonNuestrasPiernas, que al principio me parecía un poco victimista, habrá que ponerse serios y firmes, porque hay cosas que son vergonzosas y que tienen que cambiar, ya que están demasiado atrasadas para estar viviendo en el 2018.

Las redes sociales son vitales hoy en día pero, ¿cómo crees que se puede amplificar tu mensaje para que cada vez llegue a más gente?

[Dani] Las redes sociales mueven montañas y la finalidad que tengo en mente es que nos sentemos todos para crear el futuro y buscar soluciones. No nos podemos pelear con los distintos agentes. Me gustaría que bajo el hashtag #SonNuestrasPiernas se recojan distintas experiencias y vivencias que la gente ha sufrido en los viajes y que cada uno aporte las soluciones que tenga en mente. Eso sí, siempre haciendo ruido de una manera constructiva. De hecho ya se ha puesto en contacto alguna aerolínea conmigo y estamos en ello, ya que es un objetivo de vida cambiar esto y creo que lo conseguiremos. También desde mis redes sociales y con el hashtag #ValeLaPierna intento cambiar el estereotipo de la discapacidad día a día.

Además del sector de la aviación, ¿qué otros ámbitos necesitarían incorporar en su reglamento nuevas normas de accesibilidad o hacer modificaciones en los existentes?

[Dani] Hay muchas cosas que se pueden mejorar en la vida de los discapacitados, hay muchas barreras arquitectónicas que son lamentables hoy en día. Pero como dije antes, la mayor barrera es la actitud y los estereotipos sociales que existen, y eso es lo que más afecta a la vida de las personas con discapacidad. Me he metido en esto porque creo que es una de las cosas que más atrasadas está en España.

¿Cuál sería el éxito de #SonNuestrasPiernas?

[Dani] Primero hay que concienciar de una manera constructiva para después acabar haciendo una mesa de trabajo para redactar un protocolo común. El éxito será que nos sentemos los diferentes agentes implicados (instituciones, compañías y personas) para crear un cambio sostenible y para siempre.

Comenta en Twitter y apóyale.

Apóyale